sábado, 12 de mayo de 2018

El instituto de Cacabelos contará con el primer alumno de etnia gitana graduado en Bachiller en sus 50 años de historia



El instituto de Cacabelos (El Bierzo) ha celebrado una jornada para fomentar el estudio en los alumnos de etnia gitana y evitar el abandono escolar.
Noticia y foto: InfoBierzo ( de mayo de 2018)
 
La organización Secretariado Gitano, con el patrocinio de la Diputación de León, visitó esta semana el IES Bergidum Flavium de Cacabelos para mantener una reunión con el alumnado de etnia gitana y promover entre esta comunidad la importancia de permanecer en el sistema educativo y obtener títulos que permitan acceder a estudios superiores o a trabajos cualificados.
Desde León, invitados por Yolanda García (profesora de Servicios Técnicos a la Comunidad del Bergidum Flavium y organizadora del acto) acudieron Virginia, Trabajadora Social y responsable del programa Promociona que impulsa esta asociación; Mª Paz, que compagina actualmente su trabajo con sus estudios; Nazaret, joven estudiante de 3ºESO; y su madre, Sara. Estas cuatro mujeres de etnia gitana, junto a un alumno del propio instituto, Josué Gabarri, fueron los ponentes que dieron a conocer sus testimonios personales sobre la necesidad de cambiar los hábitos de absentismo y abandono temprano de la escolarización que tradicionalmente han presentado los escolares gitanos.
Precisamente, Josué Gabarri será el primer alumno de etnia gitana que se saque el título de Bachiller en los 50 años de historia del instituto de Cacabelos.

El Proyecto Atenea aspira a mejorar la calidad de vida de las personas con autismo


Presentado en Ponferrada (El Bierzo) el proyecto Atenea.
Noticia: Bierzo Diario

El objetivo principal del Proyecto Atenea para personas con trastorno del espectro autista (TEA) es contribuir, con apoyos, servicios y oportunidades, a que cada persona con trastorno del espectro del autismo y su familia puedan desarrollar su proyecto de calidad de vida, así como promover su inclusión como ciudadanos de pleno derecho en la sociedad actual.
En el acto de presentación participaron el concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Ponferrada, Pedro Muñoz, así como los impulsores del Proyecto Atenea y miembros del equipo EDAU, el investigador, catedrático de neurobiología y formador José Ramón Alonso y la psicóloga clínica Irene Alonso.
Además, Atenea cuenta con la colaboración de importantes colectivos con gran actividad relacionada con el sector del TEA, tales como la asociación Autismo Bierzo, y la Asociación Síndrome de Asperger y TGD'S de León, Asperle. El proyecto Atenea pretende continuar  la experiencia desarrollada por el equipo EDAU en Andalucía, concretamente en las provincias de Córdoba, Málaga y Sevilla.
Muñoz ofreció la plena colaboración de la Concejalía de Bienestar Social que él dirige, por entender que se trata de un proyecto con una finalidad social de gran calado y que busca mejorar los estándares de calidad de vida de unas personas, las afectadas por el TEA, que pueden y deben ser atendidas e integradas en la sociedad con plena normalidad, un fin al que todos estamos obligados a contribuir.

miércoles, 2 de mayo de 2018

La mediación social educativa



El Ayuntamiento de Cacabelos en la Comarca del Bierzo ha puesto en marcha un proyecto de MEDIACIÓN SOCIAL EDUCATIVA en el que ha colaborado el Instituto de Secundaria "Bergidum Flavium, el CEAS (Centro de Acción Social) de la Diputación de León y el CRA (Colegio Rural Agrupado de Quilós), la formación para el grupo de mediación la realizó la empresa "(En) Equilibrio". El grupo de mediación está formado por el alumnado del Instituto y del CRA, por el profesorado de ambos centros educativos, equipos de orientación, profesionales de los servicios sociales y de la policía local.
En este enlace de RADIO CACABELOS se puede escuchar al grupo del alumnado del Instituto explicando ¿QUÉ ES ESO DE LA MEDIACIÓN?

lunes, 23 de abril de 2018

CARMEN Y LOLA, un filme de amor entre adolescentes gitanas




Un película de la directora y guionista Arantxa Echevarría
Carmen y Lola son dos adolescentes gitanas que tratan de llevar hacia delante su romance, a pesar de los inconvenientes y discriminaciones sociales a las que tienen que verse sometidas por su familia.
En una cultura donde la homosexualidad es un tabú y ser mujer nada sencillo, esta película nos adentra un poco más en las costumbres gitanas y la situación que tienen que atravesar muchas personas como las protagonistas de esta película.

 

domingo, 8 de abril de 2018

Cacabelos, un pueblo en el que la comunidad gitana encontró un lugar para vivir



Breves anotaciones sobre la historia y cultura del Pueblo Gitano.

La documentación sobre los orígenes del Pueblo Gitano es escasa. Las teorías más extendidas hablan como punto de partida del noroeste de la India, lo que corresponde a la región del Punjab.
            Poco se sabe de las razones por las que emigraron alrededor del año 100 de nuestra era, seguramente para buscar una vida mejor.
            En el siglo XV el pueblo gitano se asienta por toda Europa. A España llegaron en 1425 con un salvoconducto del rey Alfonso V que facilitó el  peregrinar hacia Santiago de Compostela.
            En un principio fueron bien acogidos, pero tras la Pragmática de los  Católicos en 1499 de Medina del Campo, nuestra situación cambió radicalmente, comenzando siglos de leyes y persecuciones contra el pueblo gitano.
            A pesar de todo, poco a poco se va produciendo el reconocimiento de que nuestro pueblo forma parte del estado español. Y a principios del Siglo XX se produce el proceso de sedentarización.
            La bandera gitana está formada por una franja de color azul, que evoca el azul del cielo y que ha sido nuestro techo, y otra franja de color verde, el verde de los campos, nuestras casas. En medio una rueda de carro, símbolo del pasado nómada.
            La lengua es el romanó. Es el vínculo de unión para todos los gitanos y gitanas que viven dispersos por el mundo. El caló es un dialecto del romanó y es la lengua de la comunidad gitana española.
            La familia es el elemento básico de su cultura, desde el respeto a las personas mayores, que son uno de los pilares de su comunidad.
            La boda gitana es la gran fiesta familiar, en ella se reúnen todos los familiares, amigos y amigas.
            El luto engloba el compromiso con el resto de los gitanos y las gitanas.
            La Ley Gitana son normas consecuencias de su historia. En los conflictos la Ley Gitana actúa de forma objetiva y se recurre a los tíos o Arregladores, hoy día se dice mediadores, que son gitanos de edad y respeto. Estas leyes se transmiten oralmente  a través de su práctica.
            Las fiestas son una de las costumbres más arraigadas, la música, el cante y el baile, tiene una dimensión profunda que trasmite sentimientos.
            La artesanía del mimbre es uno de los elementos más característico.  
       Son un pueblo muy religioso, han sabido adaptarse a las diversas religiones.
 
(Artículo de la revista “Caló Lachó”, nº1, Cacabelos, año 2006)

 
La vida del Pueblo Gitano no ha sido fácil.

         La historia de persecución de los gitanos y gitanas, especialmente en Europa, es casi tan antigua como su presencia. La acogida inicial durante el siglo XV  fue relativamente buena si la comparamos con su situación en los siglos posteriores. Los gitanos y las gitanas fueron recibidos con curiosidad e incluso con respeto, y algunos príncipes y señores ofrecían escolta a sus comitivas. A partir del siglo XVI comienzan a ser expulsados y perseguidos en casi toda Europa.
            En 1439 son expulsados de París, en 1471 de Suiza, en 1500 de Alemania, de Inglaterra en 1514 y bajo pena de muerte. En estos años en España y Francia son enviados a galeras. En el siglo XVII, Portugal los deporta a América. En Hungría y Rumania fueron esclavizados.
            El número de leyes, pragmáticas, decretos, reglamentos y medidas de excepción específica contra los gitanos y gitanas en todos los lugares del mundo donde habitaron y habitan es tal que sería imposible enumerarlas. Solamente en España se promulgaron, desde 1499, más de 280 pragmáticas contra el pueblo gitano.
            Las formas de represión de las autoridades y de la sociedad han sido variadas, desde la simple marginación y criminalización hasta la muerte, pasando por la sedentarización forzosa, la deportación y el destierro, el castigo corporal y la mutilación, la esclavitud, los trabajos forzados, la prisión o reclusión en barrios, ghettos, etc. Pero una de las mayores atrocidades actuales sobre el pueblo gitano ha tenido lugar durante la Segunda Guerra mundial, por parte de los nazis han sido objeto de persecución y discriminación, muriendo miles de ellos en campos de concentración. El número de romaníes europeos asesinados en lo que se conoce como porraimos (destrucción) es aún desconocido.
            En España hasta 1978 figuraba en el reglamento de la Guardia Civil aparecían diversos artículos como este:
. Artículo 4.- Se vigilará escrupulosamente a los gitanos y gitanas, cuidando mucho de reconocer todos los documentos que tengan sus señas particulares, observar sus trajes, averiguar su modo de vida y cuando conduzca a formar una idea exacta de sus movimientos y ocupaciones, indagando el punto al que se dirigen en sus viajes y el objeto de ellos.

(Artículo de la revista “Caló Lachó”, nº2, Cacabelos, año 2007)

 
Cacabelos y el pueblo gitano, unas breves pinceladas.

Sobre los años cincuenta se tiene noticias de la llegada a Cacabelos de algunas familias gitanas, posiblemente fueron las ferias lo que les llamó la atención. Algunas de esas familias decidieron quedarse a vivir, ocupando casa viejas o cuadras que se les alquilaban por muy poco dinero. Entre los años 60 y 70 fue en aumento el número de gitanos y gitanas que llegaban, muchas de ellas tenían parentesco, se fueron asentando en los barrios de Cimadevilla, la Casería, la Reguera y sobre todo en el de San Isidro (antes Campo Tablado). En este último barrio y cerca del río, surgieron a partir de los años 70 numerosas chabolas sin condiciones mínimas de habitabilidad, ni agua, ni luz, ni sanitarios. Fue hace 15 años cuando desde el Ayuntamiento de Cacabelos y la Junta de Castilla y León se desarrolló un programa con el objetivo de eliminar todo tipo de  chabolismo en el que habitaban la mayor parte de la comunidad gitana. Se construyó el poblado de la Sierra con 11 viviendas subvencionadas hasta el 50% y el resto tuvieron que ser hipotecadas por las mismas familias ya que no disponían de medios económicos para poder pagarlas. En estos momentos más del 90% de la población gitana en Cacabelos, unas de 200 personas, habitan en viviendas con unas condiciones de habitabilidad dignas, muchas familias han comprado casa en los diferentes barrios de Cacabelos, otras las han alquilado y el resto viven en dicho poblado. Este cambio ha facilitado unas mejores condiciones higiénicas y de salud, aumento de las relaciones familiares y vecinales, en definitiva ha mejorado su calidad de vida.
Aunque ha sido un pueblo errante en el pasado, hoy la situación ha cambiado, de los mayores de Cacabelos, Engracia, Víctor (el moracho), Ramón, Olvido, Porfirio y Leonor, sus hijos e hijas, nietos y nietas, hasta biznietos y biznietas, tienen su vida en este pueblo.
El pueblo gitano está colaborando en el desarrollo económico de nuestro municipio, con su población se ha incrementado el padrón municipal y son más los recursos económicos que llegan desde el gobierno central, la venta ambulante a dinamizado las ferias de mes de Cacabelos, siendo más del 80% de los puestos de este colectivo, además son familias que el gasto en alimentación lo hacen en los establecimientos del pueblo, muchos gitanos y gitanas se han incorporado a las ofertas de empleo del Ayuntamiento y de diversas empresas privadas, sobre todo en épocas de vendimia.  
Un aspecto muy importante a señalar es la incorporación del 100% de los menores a la educación primaria y más del 80% a la secundaria, llegando algunos y algunas a finalizar la ESO. Tenemos que hablar del programa “Promociona”  que desarrolla el Secretariado General Gitano y el Instituto de Cacabelos, y cuyo objetivo es motivar al alumnado gitano para que finalice al menos la ESO. También otro recurso importante es el “Taller de apoyo escolar y desarrollo de habilidades sociales” para los niños y niñas de la comunidad gitana y que se desarrolla en colaboración de la Fundación Gitana Hogar de la Esperanza, el CEAS de la Diputación de León y el Ayuntamiento de Cacabelos.
Desde el año 2006 se viene desarrollado desde el CEAS de la Diputación de León y el Ayuntamiento de Cacabelos el proyecto de intervención socio-educativa “Caló Lachó”, con diversos objetivos entre ellos la formación, la igualdad de oportunidades, la educación,….
La mujer gitana es el pilar más importante de la estructura familiar, ellas han querido seguir avanzando y tratando de eliminar prejuicios y estereotipos, haciéndose visibles, así se creó en el año 2003 la Asociación de Mujeres Gitanas “Mimbre Verde”, la primera en la provincia de León.   

Ahora el pueblo gitano ha dejado la carreta, quiere formar parte de un proyecto común de desarrollo de nuestro municipio, además tiene una amplia cultura que quiere compartir. El camino no es fácil, pero entre todos y todas construiremos puentes y eliminaremos muros.

 
“Motho manque, Rrom! Ea, kaja amari phuv,

amare playa, amare lená, amare umála.

Taj amare vesa?

Kaj amaro them? Kaj amare limóra?

-And-e lava tane, amare chabaquere” 

“Cuéntame gitano, ¿dónde está nuestra tierra,

dónde nuestras montañas, nuestros ríos, nuestros campos

y nuestros bosques? ¿Dónde está nuestra patria?

¿Dónde nuestros sepulcros?

Están en las palabras, dentro de nuestra lengua”

Eslam Drudak, poeta gitano

 

Samuel N.P.

 

 

domingo, 1 de abril de 2018

De John Lennon á Educación Social pola Paz e a Non-Violencia



Post publicado por el Colegio de Educadores y Educadoras Sociales de Galicia en GALLEGO de su Boletín número 118, de diciembre 2017-eenro 2018. MUCHAS GRACIAS.
Ao final da segunda guerra mundial un conxunto de países se formulan a necesidade dun modelo de Paz como base para a convivencia e que se apoia principalmente na Educación. Así xorden novos desafíos no ámbito da Educación Social, algúns deles enmárcanse nunha nova Educación para a Paz e o Desenvolvemento que vai máis lonxe do que coñecemos como crecemento económico, outros na chamada Educación Intercultural debido ao fenómeno emigratorio, tamén en Educar para a participación e finalmente unha Educación que fomente o desenvolvemento persoal e social, esta última tendo como lanzadeira á escola, a familia e a propia comunidade. En 1964, Llorenç Vidal, educador, poeta e pacifista, establece o 30 de xaneiro como Día Escolar da Non-Violencia e a Paz, sendo devandito día o aniversario da morte de Gandhi. Llorenç Vidal pretende o desenvolvemento de accións con obxectivos de fomentar a Non-Violencia e A Paz na contorna dunha Educación Pacificadora de carácter permanente. É en 1969 cando un novo conflito bélico xorde e que introduce o medo a que unha nova guerra mundial estivese ás portas da humanidade, falamos da Guerra do Vietnam.Nese mesmo momento dúas persoas desde a habitación 1742 do Hotel Queen Elizabeth de Montreal (Canadá), encerradas durante unha semana,mobilizaron a toda a opinión pública e reivindicaron a PAZ e un NON á guerra do Vietnam e a todas asGUERRAS. Referímonos a John Lennon e Yoko Ono, a súa acción espertou a moita xente e foi a resposta a que é necesaria a participación da sociedade para poder vivir con ausencia de guerras. A fotografía que percorreu o mundo,obra dun novo estudante italiano de Belas Artes de 19 anos, Bruno Vagnini, na que John Lennon e Yoko Ono en pixama e desde a cama, un 31 de maio de1969, sobre a xanela e con cinta adhesiva estaban pegados folios con eslógans a favor do “amor” e a “paz”, esa mesma imaxe é a que nos compromete a Educadores e Educadoras Sociais a traballar desde a nosa contorna por unha “Educación para a Paz”. 
Samuel Núñez Pestaña

La risoterapia como técnica a utilizar por Educadores y Educadoras Sociales.


A partir de organizar una sesión de risoterapia en una asociación de mayores en la que participaron personas desde 95 años hasta menores de 5 años, me he dado cuenta de lo importante que es esta técnica.

Se conoce como risoterapia a una técnica psicoterapéutica tendente a producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa. No puede considerarse una terapia, ya que no cura por sí misma enfermedades, pero en ciertos casos favorece que aparezcan actitudes positivas y motivadoras.

La risoterapia se desarrolla principalmente en actividades de grupo, consiste en la utilización de diferentes ejercicios, actividades y dinámicas a través de las cuales un grupo de personas es conducido a un sentimiento de desinhibición que le haga llegar al binomio risa ensayada-risa espontánea, lo que le llevará a experimentar sus beneficios físicos, psíquicos, emocionales y espirituales. 

Las sesiones suelen dividirse entre una parte teórica, en la que se repasa todo lo referente a la risa, y otra parte práctica consistente en estiramientos, ejercicios de comunicación, con el objetivo de que los asistentes se desinhiban y se cree complicidad entre ellos, y distintas técnicas que trabajan alcanzar el estado óptimo para llegar a la mejor risa, aquella proporcionada por una carcajada intensa y pura.

Podemos decir que existe una risa espontánea, aquella que surge de forma natural como expresión genuina de las distintas emociones humanas, como por ejemplo aquella asociada a la alegría, la diversión o el humor. En contraposición a esta se encuentra la risa ensayada, la cual se obtiene voluntariamente y sin motivo alguno que la justifique. Por otro lado, la risa estimulada, es aquella consecuencia de la acción física o que refleja determinados estímulos externos, como las cosquillas. Luego, la risa inducida es producto de los efectos de determinados fármacos o sustancias psicotrópicas como el alcohol, la cafeína, las anfetaminas o el cannabis, entre otras. Finalmente, la risa patológica es específica de lesiones del sistema nervioso central como consecuencia de varias enfermedades neurológicas transitorias o persistentes; esta última no está vinculada a cambios emocionales y no hay control voluntario sobre su duración, intensidad o expresión facial. A veces viene acompañada de «llanto patológico»

En risoterapia se aplican tanto la risa ensayada ya que se vuelve divertida y contagiosa en cuanto empezamos a practicarla, y suele originar la risa espontánea. Cuando reímos a carcajadas se activan entre 100 y 400 músculos, a la vez que se original multitud de beneficios fisiológicos. La risa es un gran motor de cambio a nivel individual, reduce el estrés, desarrolla el crecimiento personal,…, pero también el grupo se ve favorecido por posibilitar mejor la relación y la comunicación.

Antiguamente, aunque no estuviera demostrado científicamente, se creía como hoy en el poder que tenía la risa para influir en el cuerpo, sobre todo porque los estados de ánimo alegres creaban una predisposición favorable para la curación corporal. En China los taoístas incluían en su filosofía la creencia de que la salud de una persona era proporcional a las veces que se reía durante el día. En la Edad Media, la actuación de los bufones durante las comidas se hacía con el fin de facilitar la digestión en los comensales, asociada a la hilaridad provocada por este. Más tarde, fueron muchos los expertos que, como Richard Mulcaster y Robert Burton, comenzaron a recomendar la risa como ejercicio o como método terapéutico. El propio Sigmund Freud atribuía a la risa el poder de liberar el organismo de energía negativa. 

viernes, 30 de marzo de 2018

El español que diseña brazos protésicos con una impresora 3D para personas sin recursos en Kenia


Noticia Europa Press-ABC Tecnología
Un joven madrileño graduado en Ingeniería, Guillermo Martínez, ha diseñado brazos protésicos gracias a una impresora 3D y ha viajado a Kenia, a través de la ONG Bamba Proyect, para entregarlas de manera personal a personas necesitadas. «No me caben las palabras para contar una experiencia de este nivel. Ha sido precioso e impresionante», ha expresado.
Martínez, que ha estado en el país africano desde el 21 de julio hasta el 14 de agosto, relata que todo comenzó cuando se compró una impresora 3D para «cacharrear» a principios del año, cuando ya tenía planeado pasar unas semanas de verano de voluntariado en un orfanato en Kenia. «De repente vi que había empresas que utilizaban esta tecnología para hacer manos protésicas, pero no existía ningún modelo para gente que no tuviera codo», explica.
«Como no había manos protésicas descargables de Internet ya hechas para gente a la que le faltaba el codo, pensé: me quedan tres meses para mi viaje, a lo mejor puedo diseñar algo. Entonces me puse a diseñar una prótesis nueva de brazo entero», señala.
En ese momento, decidió unir ambos proyectos. «Contacté con el orfanato en el que iba a estar ayudando en verano y les dije que yo iba a ir en julio, les conté mi proyecto, y les interesó. Se pusieron en contacto con gente del pueblo y con el hospital», explica.
En este contexto, precisa que desde Kenia le mandaban fotos de personas que por diferentes causas, como problemas de nacimiento, ataques de epilepsia con los que se queman el brazo o amputaciones «de mala manera», entre otras, no tenían o no podían mover el codo.
Según matiza, el mecanismo funciona introduciendo el brazo por la parte de arriba manteniéndolo estable mediante un arnés en el pecho. De esta manera, se coloca en el cuerpo y en el momento en el que levanta el brazo hacia arriba, la mano cierra y hace un movimiento prensil, cerrándose y permitiendo coger objetos sin problema.
El joven expresa que mientras avanzaba en su proyecto no era consciente de la repercusión del mismo. «No me había dado cuenta de lo que estaba haciendo. En el momento en el que les di las prótesis me quede en shok. Ahora estas personas van a poder tener una vida totalmente diferente a la que habían tenido», señala.
«Vino un profesor y me invito a comer y me decía: nadie me ha dado ayudas para recibir una prótesis de ningún modo, y vienes tú y me la das gratis totalmente» añade para señalar que «todo el mundo ha sido muy agradecido» puesto que han recibido una ayuda que «no esperaban en absoluto».
«También es mucha presión. Tienes que asegurarte de que funcione y de haberte guiado bien solo mediante fotos», añade tras relatar que en una de las ocasiones hubo «un poco de tensión» puesto que en un primer momento la prótesis no estaba dando resultado. «Al final he conseguido arreglarlo y ha salido bien», confirma.
Martínez ha asegurado que «esto va a seguir» puesto que se trata de un proyecto en el que va a continuar colaborando de manera personal. «Voy a seguir colaborando con la ONG para ir mandando desde España más prótesis a personas que lo necesiten de manera personal», concluye.

domingo, 18 de marzo de 2018

La “pizarra blanca”, una herramienta de uso para Educadores y Educadoras Sociales



 
La pizarra ha sido y seguirá siendo una herramienta para favorece la comunicación oral y visual, que permite ilustrar cualquier tipo de explicación y desarrollarla de una manera ordenada y coherente.

Los primeros datos sobre el uso de la pizarra son del siglo XVIII. Es en la actualidad el recurso didáctico más empleado en los diferentes ámbitos educativos.

Una pizarra es una superficie de escritura reutilizable en la cual el texto o dibujos se realizan con tizas o rotuladores. Pero también esta herramienta educativa a experimentado cambios con la era de las nuevas tecnologías, aparece la “pizarra interactiva” o “pizarra digital”, consiste en un ordenador conectado a un vídeo proyector que muestra la señal de dicho ordenador sobre una superficie lisa y rígida, sensible al tacto, desde la que se puede controlar el ordenador.

Quisiera destacar el uso para Educadores y Educadoras Sociales de la llamada “pizarrón blanco o pizarra blanca”, también “pizarra de vileda”, sobre la que se utiliza para escribir o dibujar un rotulador cuya tinta se borra muy fácilmente.

La “pizarra blanca” es ésta una herramienta de uso individual que nos permite diseñar nuestras intervenciones describiéndolas  y analizándolas como si quisiéramos  construir un esquema mental dentro de nuestra cabeza. Con el apoyo de la “pizarra blanca” podemos desarrollar un pensamiento del diseño creativo.

Veamos un ejemplo de uso de esta herramienta cuando queremos crear un taller que nos han solicitado con el tema “nuevas tecnologías e infancia”. Sabemos que se dirige a familias de infantil y primaria, y que uno de los objetivos es suscitar un debate entre las personas asistentes sobre las NT y su uso.

Tenemos el título que escribimos en la cabecera de la pizarra, luego pasamos a una introducción sobre “qué son las nuevas tecnologías”. Continuamos y conociendo el perfil de las familias que podrían participar, describo tres aspectos para refrescar con ellas “cómo las NT han transformado la infancia”, “las adicciones las NT” y “los bueno y lo malo de la NT”, como final busco una frase que les haga reflexionar y añado la biografía que he buscado para mi intervención.

Lo escrito en mi “pizarra blanca” será el puntal de mi taller y sobre el que empezaré a preparar la intervención buscando la documentación necesaria teniendo en cuenta el esquema desarrollado. 
 
Samuel N.P.

 

"Un día nos pidió permiso para ser la niña que siempre había querido"


En la foto Ana Ayuso, madre de la menor transexual y activista en favor de la igualdad de derechos

Artículo de Diana Martínez | 16/03/2018- LA NUEVA CRÓNICA DE LEÓN
 
Una familia de Cacabelos con una hija transgénero de 7 años impulsa un acto de visibilización de las personas transexuales, este sábado a las 18:00 horas en el Cine Faba
«El caso de nuestra hija nos permitió ver y apreciar el maravilloso mundo de la diversidad, un mundo en el que nos sentimos muy cómodos y nos ha hecho ser mejores personas». Ana Ayuso es la madre de una niña transgénero de siete años de Cacabelos que el pasado mes de junio, cuando la pequeña tenía seis, hizo el tránsito social y escolar a su identidad femenina.

La condición de la niña abrió un nuevo panorama a su familia y a su entorno. «Nosotros siempre hemos tenido muy claro educar a nuestros hijos en plena libertad de expresión de pensamiento y sentimiento. En esa realidad, se manifestó la identidad de la niña». Con tres años, ella se refería a sí misma en femenino, asumía comportamientos propios de las niñas y se sentía mejor con ropa de mujer que con su propio atuendo.

De inicio, sus padres se sintieron un poco confundidos con los términos de orientación sexual e identidad sexual, «es lo que les pasa al principio a muchas de las familias», pero buscando los recursos con los que comprender la situación que planteaba la pequeña, comprendieron de qué se trataba. «Quizá puede parecer muy pronto que a los seis años se pueda hacer el tránsito, pero para nosotros fue incluso tarde. No queríamos precipitarnos, pero ella lo tenía ya claro cuando tenía tres».

Pese a hacer sentir siempre a la pequeña cómoda con su identidad en el ámbito más familiar, en su zona de confort, sus padres trataron de ver cómo era la situación en el colegio.

Siguiendo alguna indicación «llegamos incluso a intentar una opción que nunca habíamos probado, la de reprimir sus comportamientos y fomentar otros que pudieran parecer más ‘masculinos’. Guardamos sus disfraces, los pinta uñas, los juguetes. Pero eso duró muy poco, duró una semana. Ella es una niña supercreativa y se hizo un vestido con un mantel y se pintó las uñas con rotulador permanente rojo. Vimos que aquello iba en contra de nuestros principios y que a ella le hacía un flaco favor. Así que volvimos a nuestra libertad».

Puede sonar extraño que un menor tenga clara cualquier cosa con tan sólo tres años. Pero es que «esto no es una decisión, un gusto o un capricho. Es la identidad. La identidad es otra cosa y la identidad sí se tiene clara a los tres años. Quién eres, sólo lo puedes saber tú», afirma la madre de la pequeña. «La identidad de un menor es incuestionable, no podemos rectificar ni inducir ni corregir. El papel de las familias es acompañar, velar por su integridad y por su salud».

Impulsado por la familia de Ana, Cacabelos acoge este sábado día 17 a las 18:00 horas en el cine Faba un acto con el que se pretende visibilizar y normalizar a las personas transgénero. Una actividad vinculada al Día Internacional de la Visibilidad de las Personas Transexuales que se celebra realmente el próximo día 31 de marzo a nivel mundial.

"El tirón de orejas es para las instituciones. Es necesaria ya la Ley Estatal de Identidad de Género"Pero Ana y su familia han querido con un acto unos días antes, formar parte de este movimiento tan necesario, que permita ayudar a que las personas con esta condición sean aceptadas de forma natural y con su identidad en su propio entorno y en la sociedad en general. En él participarán familias de distintos lugares de Castilla y León de la Asociación Chrysallis, de ayuda a familias con menores transexuales. Habrá lectura de un manifiesto y actividades, si el tiempo lo permite, en el parque de Cacabelos. Si no, será en el interior del Cine Faba, a partir de las 18:00 horas.

«Lo que tratamos es que se visibilice que en nuestro entorno hay personas transexuales que llevan una vida normal y que la gente se vaya quitando de sus miedos y prejuicios que las personas adultas solemos tener, la mayoría de las veces por falta de información», explica.

La propia mentalidad abierta de la familia de Ana, el apoyo de su círculo más próximo y el papel que ha jugado el colegio, el Centro Rural Agrupado de Quilós, donde la niña estudia, han permitido que ese tránsito fuera un paso sencillo. “Hay un círculo con poco trabajo de sensibilización que hacer, porque conocen, aceptan y apoyan pero es necesario que el mensaje vaya calando para una mayoría de gente que lo desconoce.

Cuando dieron el paso definitivamente, hace ahora ocho meses, fue necesario acudir al colegio para que los compañeros y compañeras de la niña pudieran entender que a partir de entonces, iba a ser ‘ella’, con su nombre de niña y su plena condición de niña.
Pactaron una charla para el alumnado y hubo una reunión con las familias. El hecho de que fuera un colegio pequeño, lo facilitó. «A nadie la pilló de sorpresa, la estaban conociendo y sabían que ella iba a ser esa niña antes o después», explica su madre. El día de inicio de la nueva etapa, tanto Ana como la profesora y la directora del colegio «estábamos temblando y pensando en qué podía pasar».

"Ella lo tenía claro desde los tres años, La identidad no es una decisión o un capricho. Es algo incuestionable"La emoción se les desbordó cuando “al entrar en su clase lo que vimos fue a todos abrazándola y diciéndole: bienvenida. Lloramos al comprobar la lección que te puede dar la infancia, sin prejuicios y sin miedos”.

Ana destaca el papel fundamental que ha jugado su hijo mayor, de nueve años, el hermano de la niña «un ejemplo de madurez, de tolerancia, de activismo y respeto. El único miedo que él tenía es que su hermana cambiara. Ella misma le tranquilizó y le dijo que todo iba a ser igual, que iban a poder seguir jugando a peleas, simplemente que ella se iba a dejar el pelo largo y a tener otro nombre». Un nombre de chica. Por fin.

Su hija no ha sufrido, dice Ana. La aceptación de su familia ha sido fundamental en su proceso. «Ella tiene un ajuste mental y emocional con su cuerpo al 100%. No rechaza sus genitales porque siempre les hemos enseñado que hay muchas niñas con vulva, pero que hay algunas niñas que tiene pene y ella es una de ellas».

Cuando llegue el momento, afrontarán, si es necesario, explica Ana, la necesidad o no de que tenga los tratamientos hormonales bloqueadores de la pubertad u otras cuestiones médicas. Pero ahora eso no toca, porque la pequeña sólo tiene siete años.

Con todo, la familia de Ana, viviendo el caso de su hija, ve clara la necesidad de hacer lo posible por ayudar a otras familias que puedan ver un problema en una situación como la de tener un hijo transexual.

«Los adolescentes en la asociación Chrysallis, cuentan que lo peor que han podido pasar es llevar el peso de creer que van a decepcionar a su propia familia». El poder del asociacionismo y compartir experiencias es fundamental. «Y mi recomendación para las familias es que comprendan que, sin empujarlos a un vacío para el que no estén preparados porque cada caso debe medir sus tiempos, si el tránsito se produce en la infancia será menos probable que en plena adolescencia los menores sientan rechazo o tenga problemas para relacionarse con sus iguales».

Esta pequeña de Quilós, cuya madre prefiere preservar su nombre para evitar convertirla con tan sólo siete años en protagonista de una causa que afecta a muchas más personas, puede convertirse en la primera menor transexual de la provincia de León en cambiar su nombre en el DNI. 
Ya es una niña en su casa, en su colegio, en el parque, en su pueblo, en la tarjeta del bibliobús y en todas las fichas de sus actividades extra escolares.  Pero su madre defiende que «es necesario» que la Ley Estatal de Identidad de Género salga adelante este año y que las personas transexuales puedan tener su identidad reflejada oficialmente en todos sus documentos por ley «y no dependiendo de la buena voluntad de una persona».

Mientras la ley llega, el tirón de orejas es para las administraciones y su falta de información, las trabas en los tratamientos hormonales, unos libros de texto que sólo reflejan dos siluetas, una niña con vulva y un niño con pene, cuando tratan de enseñar a los pequeños a identificar su género. Y un largo etcétera de situaciones que ponen el contrapunto al ímpetu de personas como Ana y su familia que apuestan por la igualdad y el respeto.

La Semana de la Diversidad que se celebró el pasado noviembre en Cacabelos fue uno de los pasos hacia adelante en este aspecto.

El acto del sábado será otro más, en una carrera imparable hacia la normalización de lo que debería ser normal: respetar a cada persona tal y como es.
 

Chrysallis, apoyo a familias con menores transexuales

Hasta hace muy poco tiempo, ni la legislación existente ni las administraciones, contemplaban la realidad de las familias con hijos transexuales.  El desconocimiento de estas situaciones por parte de profesionales de distintos ámbitos era en parte la causa del sufrimiento de los niños y niñas y sus familias. En el empeño de muchas de ellas de que  los menores no vivieran una infancia y juventud sin que su identidad sexual fuera reconocida, nació la asociación  Chrysallis.

Trabajo de investigación, búsqueda de conocimientos, diálogos con personas transexuales adultas , generando  herramientas y protocolos propios de acompañamiento y actuación, estableciendo alianzas entre profesionales de todos los ámbitos y con otros colectivos o movimientos sociales y visibilizándose a través de actos, han conseguido ser la referencia para más de 700 familias que ya están asociadas en España y sobre un centenar en Castilla y León.  Su página web Chrysallis.org.es ofrece toda la información sobre sus proyectos y servicios

miércoles, 7 de febrero de 2018

El cuaderno de Sara


El cuaderno de Sara
Año
Duración
115 min.
País
España España
Dirección
Guion
Jorge Guerricaechevarría
Fotografía
David Omedes
Reparto
, , , , , , , ,
Productora
Telecinco Cinema / Ikiru Films
Género
Aventuras. Intriga | África. Secuestros / Desapariciones
 
Sinopsis
Laura busca desde hace años a su hermana Sara, desaparecida en medio de la selva del Congo. Ni la ONG para la que trabajaba ni la Embajada tenían noticias de su paradero... hasta que aparece una foto de un poblado minero del Este del Congo con la imagen borrosa de Sara. Sin dudarlo un momento, Laura viaja hasta Kinshasa dispuesta a adentrarse en el territorio de los Señores de la Guerra, dejando atrás las diferencias que la separaron de su hermana, y sin sospechar que esa aventura le llevará hasta la más sucia, violenta y oculta trastienda de los grandes poderes occidentales.

Información en la web de FILMAFFINITY

martes, 30 de enero de 2018

De John Lennon a la Educación Social por la Paz y la No-Violencia



 
Al final de la segunda guerra mundial un conjunto de países se platean la necesidad de un modelo de Paz como base para la convivencia y que se apoya principalmente en la Educación. Así surgen nuevos desafíos en el ámbito de la Educación Social, algunos de ellos se enmarcan en una nueva Educación para la Paz y el Desarrollo que va más lejos de lo que conocemos como crecimiento económico, otros en la llamada Educación Intercultural debido al fenómeno emigratorio, también en Educar para la participación y finalmente una Educación que fomente el desarrollo personal y social, ésta última teniendo como lanzadera a la escuela, la familia y la propia comunidad.

En 1964, Llorenç Vidal, educador, poeta y pacifista, establece el 30 de enero como Día Escolar de la No-Violencia y la Paz, siendo dicho día el aniversario de la muerte de Gandhi. Llorenç Vidal pretende el desarrollo de acciones con objetivos de fomentar la No-Violencia y La Paz en el entorno de una Educación Pacificadora de carácter permanente.

Es en 1969 cuando un nuevo conflicto bélico surge y que introduce el miedo a que una nueva guerra mundial estuviese a las puertas de la humanidad, hablamos de la Guerra del Vietnam. En ese mismo momento dos personas desde la habitación 1742 del Hotel Queen Elizabeth de Montreal (Canadá), encerradas durante una semana, movilizaron a toda la opinión pública y reivindicaron la PAZ y un NO a la guerra del Vietnam y a todas la GUERRAS. Nos referimos a John Lennon y de Yoko Ono, su acción despertó a mucha gente y fue la respuesta a que es necesaria la participación de la sociedad para poder vivir con ausencia de guerras. La fotografía que recorrió el mundo, obra de un joven estudiante italiano de Bellas Artes de 19 años, Bruno Vagnini,  en la que John Lennon y Yoko Ono en pijama y desde la cama, un 31 de mayo de 1969, sobre la ventana y con cinta adhesiva estaban pegados folios con eslóganes a favor del “amor” y la “paz”, esa misma imagen es la que nos compromete a Educadores y Educadoras Sociales a trabajar desde nuestro entorno por una “Educación para la Paz”.
Samuel N.P.
 

domingo, 21 de enero de 2018

"El hombre que deberíamos ser" o cómo vivir una nueva masculinidad




Córdoba
"Cuando nació mi hijo, pude comprobar cómo mi padre, que hasta entonces había respondido fielmente al modelo hegemónico de sujeto proveedor y detentador del orden y la autoridad familiar, empezó a dejarse llevar, como nunca antes, por las emociones".
Así comienza la reflexión que el escritor y profesor de Derecho Constitucional, Octavio Salazar, comienza su libro 'El hombre que no deberíamos ser. La revolución masculina que tantas mujeres llevan siglos esperando', editado por Planeta y que trata de ser una suerte de manual de reflexión sobre la masculinidad y cómo caminar hacia una identidad justa e igualitaria. Incluso con el desarrollo de potencialidades ahora frustradas por la castración que históricamente han sufrido los hombres con respecto a sus emociones.
Con un formato manejable y reducido, de 98 páginas, dedica sus capítulos a adentrarse en el análisis de la realidad de un sistema que ha marcado un camino de masculinidad que no sólo ha discriminado y lastimado a las mujeres, sino a los propios hombres. Con datos iniciales para vencer la resistencia natural que muchos hombres experimentan cuando se habla de feminismo.
Salazar nos cuenta los diferentes puntos de evolución que los hombres han desarrollado en ese camino a la igualdad. Y también nos ofrece perfiles en los que la dominación, la violencia, la depredación sexual, la ocultación de las emociones y la huída de los cuidados y la corresponsabilidad familiar forman parte de masculinidades existentes y erróneas.
Además, suma un decálogo para avanzar hacia una nueva masculinidad, "diez claves para la revolución masculina".
 

domingo, 7 de enero de 2018

Cautiva por ser madre soltera


Las presas de Carmen Polo. María García, la fundadora de la primera asociación de madres solteras de España, relata los nueve meses que pasó en 1972 recluida en Peñagrande, una inclusa para jóvenes ‘descarriadas’ que dependía del Patronato de Protección a la Mujer presidido por la esposa del dictador .
 
ana gaitero | león, Diario de León, 7 ENERO DE 2018
 
Miles de españolas, desde los 16 hasta los 25 años, sufrieron la represión del Patronato de Protección a la Mujer del que fue presidenta la esposa de Franco, Carmen Polo, y cuya misión era «la dignificación moral de la mujer, especialmente de las jóvenes, para impedir su explotación, apartarla del vicio y educarla cristianamente».
El patronato, confesional por definición, tenía atribuciones para tutelar e internar a las mujeres en establecimientos regidos por órdenes religiosas, que en la práctica eran cárceles con un severo régimen disciplinario y de las que no se podía salir sin el permiso de la institución.
Su autoridad estaba por encima de los tribunales. Así lo decidió Franco en la ley de 20 de diciembre de 1952 que reguló el Patronato de Protección a la Mujer, que venía funcionando desde 1941 como heredero del antiguo Patronato Real para la Represión de la Trata de Blancas: «Las medidas de protección o regeneración no se suspenderán por la incoación de procedimientos ante los tribunales», señala su artículo 21. No se extinguió hasta 1985.
Las juntas nacional y provinciales asumían la tutela y guarda de las mujeres, incluso mayores de edad: «Ejercerán sobre las mujeres las funciones de vigilancia, recogida, tratamiento e internamiento».
La leonesa María García fue una de las mujeres que sufrió el yugo de esta institución. Su delito: quedarse embarazada con 16 años y no casarse. Tras ser expulsada del colegio de monjas en el que cursaba cuarto de bachillerato, ella misma solicitó el ingreso en la Institución Nuestra Señora de la Almudena de Peñagrande (Madrid), el centro de reclusión que el patronato creó para las madres solteras. «Me sentía rechazada en León y pensé que era una solución», confiesa.
«Una compañera de trabajo de mi hermana me había hablado muy bien y yo misma se lo propuse a mi padre, que tuvo que ceder la tutela al Patronato de Protección a la Mujer», añade. Su padre firmó la cesión de la tutela, como era preceptivo. Era el mes de marzo de 1972 y estaba embarazada de cuatro meses, según la exploración médica. Cuando se subió al tren con la visitadora que la acompañaba, como si fuera una policía social, no se imaginaba lo que iba a encontrar en aquel edificio de la calle Isla Malaita, 2 y 4, en aquellos tiempos a las afueras de Madrid.
«Aquello era una cárcel. Nada más entrar me encontré con cien mujeres embarazadas haciendo trabajos de costura para El Corte Inglés y rezando el rosario. Estaba asustada y me eché a llorar. Pero la monja me gritó: «Aquí no hay papá que pague» y me acompañó a la celda. Allí quise morirme y empecé a escribir a mi madre para que me sacara, pero no le enviaban las cartas», recuerda.
En la institución había mujeres de pago, «hijas de familias de la alta sociedad que iban allí a dar a luz y muchas veces daban el niño en adopción», apostilla. La mayoría pagaban con trabajo la reclusión, a pesar de que el patronato compensaba a las monjas con una cantidad por cada mujer. «Fregábamos el suelo de todas las galerías y la guardería rodillas, con estropajo y jabón, recogíamos la fruta para las monjas, que a nosotras no nos daban fruta, y por la tarde costura. Éramos negocio de todo el mundo», subraya.
Bajo la férrea tutela de las Cruzadas Evangélicas, María García vivió en Peñagrande nueve meses infernales. Las despertaban con la canción Manda rosas a Sandra y por la tarde, aparte del rosario y las jaculatorias, había sesión de radionovela. La popular Simplemente María discurría con su tono moralizante mientras ellas daban una puntada tras otra sin parar. «A ver si aprendéis», les decía.
La comida era deficitaria en nutrientes y excesiva en hidratos de carbono. «Nos daban comida para que engordáramos y tuviéramos un parto más difícil», añade. Ella no se dejó. «Cuando teníamos que bajar la fruta nos guardábamos algo en la barriga. Una vez nos pillaron y nos castigaron a comer solo plátanos pasados en puré. Desde entonces no los pruebo», explica. La col era la única verdura que se veía por allí. Acostumbrada a la huerta de casa, «me hacía ensaladas con el cogollo», apostilla.
Aún así la hora del parto fue otro duro trago de dos largos días de dolor, sin que le suministraran ningún tipo de calmante. Por no recibir, ni apoyo moral. Muy al contrario, la humillación era la moneda corriente en el trato cotidiano de las monjas hacia las mujeres ‘caídas’ o ‘descarriadas’. Si en misa solían oír al cura: «Vosotras, que sois de las cuatro letras», en el paritorio el tono se elevaba: «¡Ay zorra, ¿no te acuerdas cuando estabas debajo?», era el reproche habitual.
Las chicas se ayudaban unas a otras como podían. «Alguna murió después del parto y estoy segura de que hubo niños con problemas de salud por negligencias», afirma.
La capacidad redentora y reeducadora de aquella institución queda muy en cuestión en su testimonio: «Mi primer cigarrillo lo fumé el día que di a luz. Antes nunca había fumado. Mi madre se quedó asombrada cuando llegué a casa», asegura María García.
Si malo fue entrar en Peñagrande sin saber a lo que se enfrentaba, peor fue salir. Nada más que dio a luz sus padres iniciaron los trámites para que la dejaran en libertad y a su cargo. Pero tardaron meses en conseguirlo y tuvieron que emprender un pleito.
Los documentos no dan lugar a dudas sobre el poder que ejercía el Patronato de Protección a la Mujer y la institución de Peñagrande como su delegada sobre las mujeres que caían bajo su tutela, bien por denuncia de los padres o bien por desconocimiento de las consecuencias de renunciar a la tutela sobre las hijas.
En el expediente de María García, el número 2520/72, figura un documento del 22 de marzo de ese año que dice: «En el día de la fecha me hago cargo de la mujer María García Álvarez, la cual no será entregada a nadie, ni aún visitada sin autorización expresa de esta Junta Provincial, bajo cuya protección queda internada en este establecimiento. Dios guarde a usted muchos años», era el remate de todos los escritos oficiales.
Las súplicas de su padre para que la dejaran en libertad no surtieron efecto, pese a que aportó certificados médicos sobre la enfermedad de su mujer y alegó que su hijo también estaba fuera de casa, y de la península, pues cumplía el servicio militar obligatorio fuera de su territorio. El escrito, de su puño y letra, está fechado en el mes de septiembre. También alegó que la joven había cursado hasta tercero de bachillerato y que como estaba a punto de comenzar el curso escolar no quería que perdiera otro año. No se le dio opción a estudiar en Madrid, en los centros que el patronato tenía concertados para las jóvenes internas de Peñagrande.
Pero la respuesta, negativa y tajante, se hizo esperar más de dos meses. El 28 de noviembre de 1972, recibió respuesta negativa y tajante: «Tengo el honor de comunicarle que la citada joven, aunque se ha superado en su comportamiento, estimamos que es demasiado pronto para enfrentarse con su problema. Vemos por otra parte la necesidad que tiene de una mayor formación moral y social».
Las acciones judiciales que emprendió el padre y la huelga de hambre de su madre a la puerta del centro surtieron efecto pocos días después de este escrito. El 14 de diciembre quedaba firmada la carta de libertad de María García Álvarez, aunque la joven madre no saldría del recinto de Peñagrande hasta el 21 de diciembre, como bien recuerda 45 años después.
En el tiempo que estuvo en Peñagrande no se le dio opción a estudiar en Madrid, en los centros que el patronato tenía concertados para las jóvenes internas de la residencia de Nuestra Señora de la Almudena. La única salvación que veían para ellas era el matrimonio. María recuerda que los domingos, en la misa de 12, se abrían las puertas de la iglesia y entraban muchos hombres. Una vez situados estratégicamente en los bancos, «nos hacían desfilar a nosotras para que nos vieran y escogieran». Era muy joven pero tuvo claro que no se casaría desde el momento que tuvo a su hijo en brazos. Aquel día, mientras daba el pecho a Tomás, se juró que «nunca me casaría y que llegaría el día en que sería respetada como madre soltera en León». Hoy es una referencia para las familias monoparentales en España y a nivel internacional, como presidenta de la Fundación Isadora Duncan, hija de la asociación que creó en 1984.
El camino ha sido largo y difícil. La condición jurídica y social de las madres solteras está a años luz de la marginación y humillaciones que sufrieron, aunque la discriminación, sobre todo fiscal, sigue existiendo. María García recalca que «no fui la única» que sufrió el yugo del patronato. «Hubo algunas chicas que no lo soportaron, se suicidaron», afirma con una emoción contenida.
El regreso a León supuso volver a enfrentarse con el rechazo y los prejuicios sociales hacia las madres solteras. «Nunca le agradeceré bastante a mi padre cuando un día se presentó un hombre mayor con una chica joven en casa y le ofreció buscar a uno como él para mí: «¿Tú crees que yo voy a casar a mi hija con viejo?», le espetó. «La chica me miró como diciendo: ¡Qué suerte has tenido!».
María García recuerda también las palabras de su madre: «Quiso que volviera a estudiar, me animaba a salir a bailar y me decía que aunque ella aún tenía que educarme, al mismo tiempo yo tenía que responsabilizarme de hijo», Pero una cosa era la realidad de casa y otra la que vivía en la calle.
Las habladurías sobre abortos, novios, amantes se juntaban con las miradas acusatorias. Nunca cedió. Ni aceptó el libro de filiación que daban a las madres solteras, en lugar de libro de familia. En 1984 lo consiguió. Acostumbrada a leer la prensa en casa (su abuelo recibía periódicos de León, La Bañeza y Astorga), alzó su voz en escritos y un día convocó a las madres solteras de León para crear la asociación. «Al principio venían hombres en busca de mujeres para casarse y creo que algunas se fueron porque siempre mantuve que el matrimonio es una opción, no una solución», apostilla.
La formación, primero en estudios básicos y luego profesionales, fue uno de los pilares de la Asociación de Madres Solteras Isadora Duncan, como se llamó inicialmente. «La independencia económica y emocional son fundamentales», añade. A mí nunca me abandonó un hombre, hizo dejación de sus funciones como padre», recalca.
Nunca había querido contar aquel episodio con detalle. Recordar Peñagrande, «era muy doloroso», admite. Después de lo vivido y de aparecer en Las desterradas hijas de Eva, el libro de Consuelo Consuelo García del Cid sobre los abusos y maltrato a las mujeres sometidas al imperio del patronato, cree que es el momento de que «la historia de las mujeres salga a la luz», especialmente, las «obreras y campesinas» que siempre han quedado al margen, incluso a veces, del feminismo centrado en las élites intelectuales y sociales. «Si alguien ha tocado de lleno en la línea de flotación del patriarcado somos las madres solteras», subraya.
La fundación trabaja también con mujeres migrantes y con menores y desarrolla programas de empoderamiento de las mujeres para su autonomía emocional y económica, así como de apoyo y educación en igualdad a menores. La incorporación de las niñas al mundo de la ciencia y la tecnología, con particular atención a la robótica, son proyectos punteros.
El camino ha sido largo y difícil. La condición jurídica y social de las madres solteras está a años luz de la marginación y humillaciones que sufrieron, aunque la discriminación, incluida la fiscal, sigue existiendo. La fecundación in vitro ha cambiado el concepto social de madre soltera. «A ellas se las ve como madres por elección, a nosotras no. Éramos las de las cuatro letras».
María García se ríe al contar una anecdóta con el cura de su pueblo: «Pasé de ser puta a santa cuando aprobaron la ley del aborto, me ponía como ejemplo de que no había abortado». Lo que no esperaba el sacerdote es que ella respondiera que «defiendo el aborto libre y gratuito. La decisión es nuestra».